jueves, 21 de junio de 2012

A José Luis Melgar le conocimos hace tiempo en aquel mítico Francisco de Goya de Otxarkoaga que vivimos juntos desde 1976, hace ya unos años. Después nuestros destinos fueron por caminos diferentes hasta volvernos a encontrar en el 2003 en el CEPA Irala, donde compartimos otros dos cursos. Desde entonces, él en Irala y yo en Zurbaranbarri, hemos coincidido en el programa ACEX, José Luis dando cursos, ayudando y asesorando a todos en este campo de la informática cada vez más de rabiosa actualidad y yo entregado a las bibliotecas escolares. Siempre le recordaré como una persona reservada, pero solidaria. La enseñanza la ha llevado con dedicación, anteponiendo siempre la persona a los contenidos que impartía. Defendió al Magisterio en aquella primera huelga general de un mes del 77, fue sindicado y extendió a los demás la información que le llegaba; nunca levantaba la voz y entre cigarro y cigarro, que le echaron de las aulas por unos minutos, aconsejaba, explicaba, daba, asesoraba, ayudaba y sobre todo escuchaba, escuchaba atentamente haciendo unos segundos de parada antes de contestarte por si no hubieras acabado tu mensaje. Eso es escuchar, eso es enseñar, eso es entrega y dedicación y este ha sido mi alegato en pro no sólo de un MAESTRO, sino de una bella PERSONA que ahora ha decidido jubilarse, aunque creo que esas dos facetas las lleva tan dentro que no las dejará mientras viva. ¡Feliz y merecido descanso, José Luis, y gracias por cuanto has dado!

1 comentario:

jose irala vidal dijo...

HOLA MUY BUENA YO SOY EL QUE DIO LA VUELTA ESPAÑA EN SILÑLA DE RUEDAS Y COBRO 192 EUROS MENSUALES POR FAVOR LE PIDO SI TIENES UN MOVIL QUE NO LO USES Y ME LO PUDIERA DAR MUCHAS GRACIAS